jueves, 29 de mayo de 2014

VISITA TÉCNICA INFORMADORES TURÍSTICOS EN EL GEOPARQUE. 2º DÍA DEL GEOPARQUE EN LA BLOGOSFERA. SEGVILLUERCAS


Con motivo de la 5ª Semana Europea del Geoparque Villuercas Ibores Jara, y del II Día del Geoparque en la Blogosfera, queremos compartir nuestra experiencia del pasado martes 27 de mayo, en la visita técnica de Informadores Turísticos de la Diputación Provincial de Cáceres y de la Oficina de Turismo de Guadalupe, responsables públicos de los municipios que conforman el Geoparque y técnicos de la Dirección General de Desarrollo Rural del Gobierno de Extremadura, al territorio.

Esta visita estaba organizada, por APRODERVI, en consonancia con el lema oficial de la 5ª Semana Europea en nuestro Geoparque, "Impulsando el Geoturismo" y con el objetivo primordial de promocionar la zona y conocer en profundidad algunas de las peculiaridades de este hermoso territorio, su paisaje y su paisanaje para darlo a conocer.

El recorrido partió del Centro de Recepción de Visitantes del Geoparque en Cañamero, y tuvimos el privilegio de disfrutar de las explicaciones e indicaciones de unos guías excepcionales y apasionados del Geoparque: el Director del Geoparque, José María Barrera, y el Subdirector del Comité Científico del Geoparque Villuercas Ibores Jara, Juan Gil , natural de Cañamero, y que cree que el Geoparque es  ”un proyecto ilusionante que sin duda mejorará el futuro de la gente de nuestra comarca’‘.

Realizamos una ruta circular desde Cañamero pasando por Navezuelas, Roturas de Cabañas, Cabañas del Castillo, Solana de Cabañas y Berzocana y que discurrió por el entorno de un total de siete Geositios: Sierra de la Madrila, Collado del Brazo, Anticlinal del Río Almonte, Sinclinal de Santa Lucía, Apreturas del Río Almonte, Cancho del Reloj y Cancho de la Sábana y el Lloraero

En el Collado del Brazo, entre Cañamero y Navezuelas, Juan Gil nos explica las formaciones de pedreras, o cómo él las denomina "Ríos de Piedra". Estas enormes concentraciones de piedras son los restos de un periodo periglaciar,  formadas por bloques de rocas que una vez fragmentadas por el llamado “efecto cuña de hielo” (el agua entra en las grietas y al congelarse las ensancha fragmentando las cuarcitas) se desprenden de los riscos por efecto de la gravedad y quedan suspendidos en las laderas.



 Este Geositio se encuentra en la divisoria de las aguas vertientes, entre la cuenca de dos de los principales cursos de agua que cruzan la Península Ibérica, la del río Guadiana y la del río Tajo.  Hacia el norte, discurre la Garganta de Santa Lucía, afluente por la margen izquierda del río Almonte. Hacia el lado sur, se encaja el valle del barranco de El Brazo, afluente del río Ruecas, y cuyas aguas van hacia el Guadiana.
 



Llegamos a la Era del Gato, una era tradicional para trillar el trigo que actualmente ha perdido su uso pero que se ha convertido en un magnífico mirador del "relieve invertido" que originan las crestas agrestes del Sinclinal de Santa Lucía. Un paraje con multitud de "covachas", que fueron refugio de pastores y trashumantes a lo largo de la historia, y  cubierto con singulares "manchones" que tiñen de blanco las sierras y riscos, y que bien podrían confundirse con buitreras, pero que en realidad podría tratarse de líquenes muertos que modifican el color original de la roca.



Desde Navezuelas al Valle del Río Viejas observamos el singular paisaje del Anticlinal del Almonte, en el que la tierra nos muestra la evolución del relieve en las Villuercas y donde son numerosos los rastros de crucianas y "playas petrificadas", que nos permiten constatar los restos de los fondos marinos de los que formaban parte las Villuercas hace millones de años.







Las Apreturas del Río Almonte son uno de los lugares más espectaculares de todo el Geoparque. Es un desfiladero del río en el que el valle va tan encajado que parece la sierra que se traga al río Almonte,  en su recorrido hacia el oeste buscando el río Tajo. Su impresionante pliegue en forma de rodilla hace aún más singular el paisaje.



Subimos al Castillo de Cabañas, por una práctica pasarela que se ha construido recientemente, por el Ayuntamiento, y que de una forma casi vertical permite subir al risco, desde la Iglesia, en algo más de diez minutos. Las vistas impresionantes que nos esperan en lo alto de la Peña junto a las ruinas del Castillo Mozárabe y con la Peña Buitrera en uno de los flancos, bien merece la pena el esfuerzo.







 




Regresamos a Berzocana para conocer la Catedral de las Villuercas. Una impresionante basílica de estilo gótico con tres naves cubiertas con espectaculares bóvedas de crucería estrellada. Una gran iglesia pegada a un pequeño municipio de no más de 700 habitantes. Florencio y Pablo, naturales de Berzocana fervientes devotos de los patrones de su pueblo, nos cuentan la interesante historia de las reliquias de los Santos San Fulgencio y Santa Florentina, custodiados en la Capilla de los Santos e históricamente protegidos y venerados por los habitantes de Berzocana. Sobretodo por las mujeres, cuyo espíritu de lucha, fuerza y bravura son tradicionalmente conocidos en toda la comarca.




Finalmente conocimos el Museo Arqueológico de Berzocana que alberga una serie de paneles explicativos y piezas arqueológicas que dan cuenta de la evolución de los pueblos y tierras del Geoparque a lo largo de la historia. En la planta baja, se puede disfrutar de un reportaje audiovisual, proyectado en una oscura y ambientada cueva, que versa sobre las pinturas rupestres situadas en las numerosas grutas y cavernas que podemos encontrar en lo largo y ancho de nuestro Geoparque, como muestra de los primeros signos de vida humana en las Villuercas, hace millones de años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario