Todo el mundo conoce el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993. Sólo con ese monumento, ya puede uno pasarse días en Guadalupe, descubriendo la historia, el arte y la cultura que atesora en su interior.
Lo que no todo el mundo sabe es que Guadalupe tiene mucho más para ver, sentir y disfrutar:
¿Empezamos por el casco antiguo, declarado Monumento Histórico Artístico en 1943?
Y..., ¿qué tal si seguimos por los alrededores?
Ermitas del Humilladero, San Blas y Santa Catalina; Arca del Agua, molinos del río Guadalupe, Pozo de la Nieve...
¡Ah! Por si esto fuera poco, todavía nos queda el espectacular entorno natural de la comarca de las Villuercas, Ibores y Jara, en la que se encuentra la Puebla de Guadalupe.
Atravesada por sierras paralelas, que dividen las cuencas del Tajo y del Guadiana y constituyen el más significativo ejemplo peninsular del relieve apalachense, la zona es visita obligada para los amantes de la naturaleza: senderismo, ornitología, botánica, gastronomía...
¿Creías que venir a Guadalupe era cosa de un rato?
Muchos, antes que tú, pensaron lo mismo.
SE PERDIERON LO MEJOR.

jueves, 14 de junio de 2012

I MARCHA A GUADALUPE A FAVOR DE LA AECC


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada